Este artículo se publicó originalmente en Exporta con Inteligencia, blog de Bernardo Abril, Director de Globalexportise. Lo puedes leer en su versión original aquí.

Más de una vez me ha ocurrido que cuando estamos preparando planes de promoción internacional y surge la cuestión de la marca me hacen la siguiente reflexión. ¿Para qué quiero una marca?, me obligará a hacer inversiones que supondrán un esfuerzo importante y no tengo tan claro que a mi me vaya a aportar algo. Al final el cliente siempre termina pidiendo precio.

Son reflexione  o preguntas muy comunes entre empresas exportadoras entre las que todavía hay muchos que piensan que crear una marca está reservado solo para las grandes multinacionales. Si os parece os dejo algunas razones por las que merece mucho la pena que trabajéis en la construcción de una marca a nivel internacional.

En primer lugar hay que tener en cuenta que una marca es básicamente una herramienta de comunicación, así que una marca te ayudará principalmente a comunicar aquello que tu empresa y productos son y quieren transmitir, por este motivo necesitamos dotar de atributos a nuestras marcas, son la personalidad de las mismas y al final suelen ser reflejo de la realidad de nuestra empresa por mucho que invirtamos en obtener un posicionamiento que no se corresponda con la realidad.

En segundo lugar piensa que la marca te puede ayudar a aportar ese valor añadido que de otra manera te puede resultar difícil aportar por otros medios. Ese calor añadido es el que en muchas ocasiones hace que jefes de compra en un canal B2B o consumidores finales en el B2C sean fieles a nuestros productos a pesar de contar con otros competidores igual de buenos que nosotros.

Por último la marca te ayudará a posicionarte  frente a tus competidores. Dotar a tu empresa y productos de una personalidad propia  te ayudará a que otros no logren ocupar tu lugar en la mente de tu público target ,ya no será tan fácil sustituirte porque tu producto será único como somos todos nosotros cada uno con su propia personalidad y atributos. En los mercados internacionales  , con esa competencia cada vez más global y cada vez más intensa , contar con ese factor de diferenciación puede marcar la barrera entre el éxito y el fracaso en exportación.

Cómo verás ya solo con estas tres razones tenemos suficiente para seguir apostando por generar una marca internacional, las nuevas herramientas que el marketing digital pone a nuestro alcance además han venido a democratizar el marketing internacional puesto que aun siendo necesaria la inversión, esta se ha reducido considerablemente comparándola con la inversión necesaria en medios tradicionales.

Así que ya no hay excusa para que comiences a construir tu marca internacional , si has llegado al final de este post puede que se te ocurran más razones para apostar por la marca internacional, te invito a compartirlas con nosotros.

Bernardo Abril

babril@globalexportise.com